Toros hasta en la #25Sopa

Es evidente que el PP está haciendo lo indecible por fomentar la tauromaquia como máxima expresión de la marca España: “patrimonio cultural inmaterial” nada menos.

Corridas de toros otra vez en la televisión pública, o incluso como excursión obligatoria en las escuelas públicas.

Pero no bastaba con eso. Las UIP nos han ofrecido también una subliminal interpretación de la fiesta nacional, durante la violenta carga provocada por los policías infiltrados: a la derecha de la imagen, el toro, oscuro y bufando, arañando el suelo con la pezuña. Delante suyo, a la izquierda, el matador con una muleta roja, incitando. E incitando. Hasta que el cornúpeta se arranca y embiste sin importarle mucho el trapo rojo, arrasando lo que encuentra a su paso.

Luego vienen las corridas de todos para evitar un porrazo. De todos los ciudadanos y ciudadanas pacíficos que estaban allí para protestar con toda justicia contra la política de este desgobierno.

La firma del PP es innegable. Hasta en las manifestaciones del descontento popular han introducido la fiesta vergüenza nacional.

No entremos al trapo.

Total, para lo que hay que ver…

El excelso desgobierno de España ha decidido que los gastos de reantenización de la TDT correrán a cargo de los usuarios finales. No importa que ya lo hayan pagado las compañías de telefonía móvil que se reparten el espectro de frecuencias.

“Este Gobierno responde de lo que hace este Gobierno y no puede responder de lo que hizo el anterior.”

Palabras de Soria. No, Paco Martínez no. El Ministro de Industria.

Olé. Marca España. Con un par. Si existe algún problema – y casualmente siempre es culpa del gobierno anterior, ya saben, la herencia recibida – no tenemos que hacer nada. Y si hay que cobrar la reantenización otra vez pues se cobra y ya está. Si alguien ha cobrado de más aquí es el gobierno anterior.

No sé mucho de leyes, pero entiendo que cobrar dos veces por el mismo concepto no está bien, aunque sea a personas/compañías distintas. Supongo que hay un término jurídico preciso para esto, pero a mí se me viene a la cabeza éste: estafa.

Serán las comunidades de vecinos las que tengan que apechugar con este repago. El gasto dependerá de factores técnicos y picarescos en cada caso. Sin embargo yo, como usuario, no estoy re-dispuesto a re-pagar la re-antenización, porque ya está pagada. Así que, si mi comunidad de vecinos decide repagarla – a lo cual votaré en contra – y mi cuota llegara a tres mensualidades de comunidad – impensable, la verdad, pero nunca se sabe – me negaré a hacerlo porque estoy en mi derecho (LPH, art. 11.2).

Total, para lo que hay que ver…

España, país de irresponsables

IRRESPONSABLES quienes pudiendo no van a votar por pereza, o porque “todos los partidos son iguales, da igual lo que votes” (en el fondo, también es pereza de informarse bien). También quienes, por la misma razón, deciden votar en blanco o nulo o abstenerse sin saber la diferencia (cómo influye en el resultado final).

Su responsabilidad es informarse bien de las opciones de voto (y no voto) y pensar en las consecuencias que traerá para todo el país. Para eso está la jornada de reflexión (para los que lo dejan todo para el último día), que en España se suele emplear en ir de botellón o ver el fútbol.

IRRESPONSABLES quienes ganan unas elecciones y meses después todavía le echan la culpa de todo a la herencia recibida, porque es un PRODO (problema de otro, yo no me hago responsable).

Su responsabilidad es apechugar con la culpa y el mérito que a cada uno le corresponda, ni más ni menos. Esto se echa mucho en falta en España, no sólo en el gremio político.

IRRESPONSABLES quienes ganan unas elecciones y cumplen exactamente su anti-programa electoral, o toman decisiones de gran calado que no se mencionaron en ningún momento durante la campaña sin hacer un referéndum vinculante.

Su responsabilidad es cumplir lo prometido, y si no pueden hacerlo porque se topan con la realidad (es decir, porque vivían fuera de ella) dimitir para no estafar al electorado. Pero claro, como los puestos de gobierno son de gran responsabilidad no necesitan de contratos firmados ante notario para hacerlos cumplir.

IRRESPONSABLES quienes viendo a estos estafadores incumplir metódicamente sus promesas no protestan – incluso afeando a los que sí lo hacemos diciéndonos que “no vamos a cambiar el mundo” – o si protestan es en la barra del bar con una caña en la mano y varias en la cabeza.

Su responsabilidad es hacer valer sus derechos y los de sus hijxs (porque todo esto nos va a pillar a nosotros de refilón pero a ellxs les va a aplastar). Protestar, que hay muchas maneras de hacerlo.

IRRESPONSABLES quienes habiendo comprobado en anteriores comicios que todo lo anterior se cumple, no ponen remedio y en las siguientes elecciones votan “al otro partido”. O peor todavía, al mismo. La fidelidad al equipo de fútbol, mal entendida.

Su responsabilidad es – además de las mencionadas anteriormente – no votar a ninguno de los dos, sino a otro.

IRRESPONSABLE también quien no está sujeto a responsabilidad por ley.

Su responsabilidad es nula.

IRRESPONSABLES quienes permitimos que todo esto continúe un solo minuto más.

Populismo

La palabra populismo es utilizada a menudo por políticos de todos los partidos para atacar las declaraciones de sus adversarios. En la mayoría de los casos, si no todos, este término es empleado torticeramente, o al menos incorrectamente.

Veamos el diccionario de la RAE:

populista. 1. adj. Perteneciente o relativo al pueblo.

No es mucho que digamos. En Wikipedia tenemos una entrada más elaborada sobre el populismo, donde se mencionan sus dos sentidos, negativo (equivalente a demagogia) y positivo:

En cualquier caso si esto es populismo, por favor que me traigan a un populista que me lo quedo. Otra cosa es que no cumpla sus promesas hechas al electorado, pero eso es ya un delito (actualmente legal, por cierto).