Tres tazas de competitividad

La plaza de toros de las Ventas, rehabilitada como circo romano para espectáculos de gladiadores. Entradas a precios populares. El cartel para la inauguración no tiene desperdicio:

  • Wert vs. Morenés: Ignacio defenderá la competitividad desde la escuela – qué digo escuela, ¡cuna!, ¡no! ¡útero! -, y lo hará usando un mandoble cogido por la hoja. Pedro utilizará bombas de racimo legalizadas puntualmente para esta ocasión.
  • Montoro vs. de Guindos: la soterrada confrontación se dirimirá por fin públicamente sobre la arena. Se les dice que no son gladiadores, sino “emprendedores extremadamente agresivos y competitivos“, y que este evento es una “regularización de sus condiciones altamente ventajosas“.
  • Cospedal vs. Sáenz de Santamaría: otro eterno enfrentamiento. Ambas eligen como arma la peineta, pero seguramente también utilizarán sus lenguas.
  • Mato vs. Báñez: Ana saldrá a la arena sin la red y el tridente – no es capaz de ver ni un Jaguar en su garaje -, mientras Fátima blandirá un enorme garrote con la forma de una virgencita.
  • Gallardón vs. Aguirre: enemigos hasta la muerte. Alberto, con armadura de tasas, no se fía un pelo de Esperanza, quien es capaz de hacerle caer fulminado mientras ella aparenta estar al otro extremo de la plaza.
  • Rajoy vs. Zapatero: especialistas en actuar a traición contra millones de personas a la vez. Se espera que el público pida también la cabeza del superviviente. Sí, Mariano, sí: it’s very difficult todo esto.